¿Por qué colaborar hace feliz?

Cada día salen noticias sobre nuevas plataformas que ofrecen espacio para publicar proyectos que buscan financiación a través de internet confiando en la fuerza de comunidad. Sin embargo la expansión del crowdfunding por el mundo no es el mérito de las plataformas sino sobre todo de las personas llamadas mecenas, cofinanciador, cofounder o colaborador. Se utiliza varios nombres para describir a todas aquellas personas que deciden aportar algo sea dinero, conocimiento o material para que un proyecto creado generalmente por un desconocido salga adelante. Esas son las personas que crean las comunidades y cambian el mundo.

Si aún no has participado en ninguna campaña de crowdfunding aquí encontrarás los motivos porque hacerlo:

– Te hace feliz – La solidaridad que demuestras aportando al proyecto hace que el cerebro libere determinadas sustancias químicas, como la dopamina, serotonina y oxitocina, que hacen sentirte feliz. El efecto es similar al que provoca el chocolate pero sin engordar

– Hace feliz al creador – una persona que para su proyecto recibe apoyo de otros se siente valorada, animada, ilusionada y simplemente feliz.

– Hace de ti un early adopter – puedes ser una de las personas que marcará los trends gracias a las recompensas que en muchas ocasiones son únicas y exclusivas. Las recibes a cambio de tu aportación.

– Determinas el curso de la economía – con tu aportación fomentas directamente la economía colaborativa participando en los modelos P2P

– Y finalmente ayudas a crear nuevos puestos de trabajo – muchas de las  campañas de crowdfunding se realizan para proyectos que crearán nuevos puestos de trabajo. Apoyar estos proyectos significa aportar para la creación de empleo.

Hay muchos motivos para colaborar en una campaña de crowdfunding. Sea cual sea el tuyo es bueno y estaríamos encantados si lo compartieras con nosotros.

Puedes empezar colaborando con un fantastico proyecto que tenemos “Tu imagen, Mi Trabajo” ¡Descúbrelo!

Tu Imagen, Mi Trabajo


*La fórmula de la felicidad

F es la felicidad; E las emociones implicadas en nuestras acciones; M los recursos y el coste energético del mantenimiento de nuestro organismo; B es la búsqueda de nuevos horizontes (intelectuales, emocionales, profesionales, etc.); P es el parámetro que define las relaciones interpersonales. R sería el símbolo que representaría a los factores externos reductivos de la felicidad; C sería el representante de los factores internos que llevan a la disminución de la felicidad, tales como: las mutaciones genéticas lesivas que producen enfermedades congénitas, el desgaste celular y el envejecimiento que conducen a la muerte, el estrés imaginado y, curiosamente, el ejercicio abyecto del poder.

 

 

 

Comentarios:

Comentarios en Facebook