Economía colaborativa – vivir y trabajar compartiendo

El estilo de vida colaborativo está cambiando el mundo. El mundo en general y el mundo de negocios.

Las personas y las empresas son cada vez más conscientes de que hay que aprovechar los recursos que tenemos a lo óptimo. Sobre todo ahora con los tiempos que corren, el estilo de vida colaborativo ya no es algo solo para hippies. La necesidad de ayudar a los demás nos empuja a mirar hacia la colaboración.Economía colaborativa

Los emprendedores  con sus empresas pueden vivir la filosofía de colaboración en diferentes aspectos. En el aspecto físico donde se puede compartir espacio de trabajo en centros de coworking o bien en el aspecto ideológico donde la colaboración es la base de la idea de negocio. Para la última hay muchos ejemplos, desde las páginas web que facilitan compartir el coche hasta las que ayudan a intercambiar ropa de bebés o herramientas.

Y a todo esto hay que sumar el crowdfunding para emprendedores. Ahora los emprendedores no solo pueden basar su idea de negocio en colaboración, trabajar compartiendo las oficinas sino también aprovechar la colectividad para recaudar financiación que necesitan para poner en marcha su negocio.

En emprendelandia.es ofrecemos un lugar donde emprender a estos emprendedores que apuestan por la multitud y colaboración. El funcionamiento es muy sencillo pero el impacto en la sociedad grande.

Y así funciona:

1. El emprendedor publica de manera gratuita durante 45 días la idea de su negocio indicando la financiación que le falta para ponerla en marcha y el número de puestos de trabajo que se podrían crear si la idea llega a realizarse. Junto con la idea, el emprendedor presenta un plan de recompensas no monetarias que piensa ofrecer por cada importe que el mecenas aporta. Por ejemplo, si el negocio a crear es un centro de yoga, una de las recompensas por aportar 30€ podría ser una clase de yoga de una duración determinada. Las recompensas se ajustan dependiendo del importe.

2. Las personas interesadas en apoyar el negocio, escogen la cantidad de dinero que se comprometen a aportar y una recompensa asociada.

3. Si el emprendedor consigue recaudar el 100% de la financiación solicitada, se hace la transferencia de dinero a su cuenta, cobrando en este momento las aportaciones a las que se han comprometido los mecenas (así se llama a las personas que apoyan el proyecto). Si no se llega a recaudar el importe solicitado, el dinero no se cobra de las cuentas de mecenas y no se hace la transferencia al emprendedor.

De esta manera el emprendedor gracias a la colaboración de muchas personas realiza su idea y entrega las recompensas a los mecenas. El resultado final es una nueva empresa o negocio y por lo menos un puesto de trabajo creado. Y lo último es bastante solicitado en España.

Si tienes una idea de negocio y buscas financiación envía tu idea. Estamos seleccionando proyectos para el lanzamiento de la plataforma.

Participa con tu idea →

Comentarios:

Comentarios en Facebook