El poder de los “mecenas”

Cada vez más la palabra crowdfunding les suena a la gente. Escuchamos sobre proyectos financiados por la multitud que han recaudado cientos de miles de dólares para desarrollar vídeo juegos o relojes especiales. Esas noticias nos llegan desde Estados Unidos pero también en España se empieza a hablar más sobre esta manera de financiar las ideas de todo tipo.

La gente que aporta algunos euros para que otros puedan grabar un disco o escribir un libro crea algo realmente grande. Y se sienten muy bien sabiendo que aportan para la cultura. Sobre todo donde otros deciden recortar.

De la misma manera que la gente aporta para la cultura creando algo grande, puede aportar a la economía. Quizás aportar a la economía no suena tan espectacular como aportar para el desarrollo de la cultura,  sobre todo ahora que todo el mundo habla de la economía y en la misma frase se suele mencionar la crisis, los bancos, el gobierno, los recortes, los empresarios,el-poder-de-los-mecenas las empresas que despiden y el desempleo.

Pero justamente por eso la gente puede crear algo espectacular utilizando el crowdfunding para poner en la balanza la economía tradicional y la economía colaborativa. Puede aportar dinero para que algún emprendedor ponga en marcha su idea de negocio de lo que todos nos podremos beneficiar. Simplificando mucho, si hay muchas personas que aportan poco dinero para que los emprendedores realicen sus ideas y las conviertan en empresas, se crean nuevos puestos de trabajo, se reduce el desempleo, la gente vuelve a tener ingresos que a su vez gastará en todo tipo de bienes. Las empresas que producen estos bienes tendrán beneficios, no se verán obligadas a recortar plantillas para ahorrar costes etc. Eso como he dicho, es muy simplificado y no tiene en cuenta muchísimos otros factores pero lo que está claro es que España necesita empleo.

Cada uno de nosotros puede ser un mecenas que aporta para que se cree empleo.  La inversión media inicial para crear una empresa se estima en unos 25.000 – 30.000€. Para una única persona que hasta ahora trabajaba por ejemplo como empleado, ganaba el salario medio de España y vivía de alquiler es casi un milagro poder ahorrar esa cantidad. Algo si se puede ahorrar pero todo es difícil. Los créditos bancarios no fluyen como antes y las capitales de riesgo o los business angels invierten en ideas innovadoras, tecnológicas de las que creen que cambiarán el mundo y en los primeros dos años de su existencia tendrán ya el 20% de los beneficios. Hay emprendedores cuyas ideas de negocio son más tradicionales, “normalitas” que a primera vista no cambiarán el mundo pero a la segunda vista si que pueden cambiar el mundo. Si los emprendedores que quieren montar un taller de mecánica, una tienda de ropa o una peluquería llegan a abrir sus negocios, van a crear por lo menos un puesto de trabajo. Puede ser el suyo pero también pueden crear otros y en ese momento si que se cambia el mundo de la persona que quizás después de estar mucho tiempo sin trabajo, vuelve a tener esperanza. El mundo de esa persona si que cambiará.

Y los mecenas que apoyan estos emprendedores que no reciben crédito bancario ni la atención de los business angels aportan para cambiar ese mundo. Y ese es el enorme poder de los mecenas.

Si quieres aportar para la creación de nuevos puestos de trabajo, Emprendelandia es el lugar para tí.

Descubre nuestros  proyectos Emprendelandia

Hasta el próximo post!

Comentarios:

Comentarios en Facebook