El riesgo de compartir

Ayer por la noche estuve con unos amigos en la playa de picknik y hablábamos de la situación de España y como salir adelante. Todos somos gente joven, con carreras universitarias acabadas y de las 6 personas que estuvimos 4 están actualmente en paro. En vez de lamentar la situación empezamos hacer bromas y de cachondeo lanzar ideas locas como darle la vuelta a la moneda y aprovechar la situación para hacer lo mejor de ella. Hacer de una carencia una virtud como lo hicieron por ejemplo los cubanos.

Durante más de 60 años Cuba estaba  sufriendo una grave crisis energética, que empezó con el US embargo y terminó en los años 90 con una grave crisis. Después de la caída del Telón de Acero Cuba ya no recibía ayuda de los estados socialistas y para importar el petróleo faltaban devisas. El país estaba paralizado en el desarrollo por falta de energía. Hasta que hace 6 años Fidel Castro llamó para hacer “Revolución Energética” con la idea de no pensar de donde sacar energía sino como ahorrarla. La consecuencia de esta revolución energética es que en tan solo 6 años Cuba es el país más sostenible del mundo según WWF. Los métodos de consecución son discutibles pero el resultado en este caso no: 34% menos de consumo de petróleo, 37% menos de gas y 80% menos de gasolina. Eso es hacer de una carencia una virtud.

Siguiendo ese ejemplo, mis amigos lanzaban un montón de ideas dándole forma al concepto de idea original que teníamos al principio de la noche.

Cuando compartíamos nuestras ideas, me acordé de todas las personas que me contaron que tienen una idea de negocio pero no querían dar ningunos detalles al preguntar de que se trata. Son emprendedores que sufren una especie de harpaxofobia. Esto es una pena y uno de los retos al que tiene que enfrentarse el crowdfunding para emprendedores: el miedo del robo de la idea. Antifaz

Uno de los puntos débiles que se dice sobre crowdfunding, es que hay que revelar la idea antes de implementarla y existe un riesgo de que la idea sea “robada” o que alguien se nos adelante. No sé si se ha hecho estudios sobre “robos de ideas” que han aparecido en las plataformas de crowdfundig pero no creo que sea un fenómeno muy extendido.
Publicar una idea en una plataforma de crowdfunding no tiene como objetivo solamente recaudar fondos sino también compartir la idea, testear la acogida del producto/servicio en el mercado, testear la predisposición de la gente a comprar el producto porque cuanta más gente apoya la idea, más gente cree que es un buen producto/servicio. Y si la gente no apoya al emprendedor, este también sale ganando…tiene una clara señal que hay que cambiar algo. Y aquí puede aprovechar de la experiencia de otra gente que le ayude a mejorar su proyecto lanzando una u otra idea.

Así que antes de publicar la idea en una plataforma de crowdfunding el emprendedor debe valorar los riesgos. Por un lado tenemos el supuesto riesgo de robo de la idea.
Por otro lado, si no publicamos la idea tenemos riesgos de:

-    Retraso del emprendimiento por demora en conseguir financiación
–    No emprendimiento por falta de financiación
–    Lanzar el producto sin que esté bien acogido en el mercado
–    Quitarse la oportunidad de intercambio de ideas y así mejorar

Sin duda crowdfunding se ha establecido ya como una oportunidad de conseguir financiación para proyectos creativos y ahora está entrando en el área de financiación para empresas. Es una oportunidad que hay que aprovechar y desarrollar para que gracias a este método se creen empresas y como consecuencia nuevos puestos de trabajo.

También le puede interesar: Proyecto emprendedor “Gor-Air”

Si te gustó este post, te invitamos a compartirlo.
 

Comentarios:

Comentarios en Facebook